Uncategorized

El ombligo del mundo

IMG_20191227_174810

Hoy escribo porque tengo la absulta necesidad de hacerlo, de expresar lo que estoy sintiendo.

Lo primero es expresar mi solidaridad y apoyo a las personas y familias de los enfermos que están graves y a los que han perdido a sus seres queridos tanto con este virus como en otras circunstancias, para ellos les envío todo mi amor.

Para el resto, necesito decir lo siguiente porque me está doliendo dentro. Sí, soy yogui y sé que esto es una emoción que puedo dejar pasar y que haré una vez escriba este artículo, pero necesito hablar de ello.

Siento que en este país, se habla del proceso del coronavirus como algo heroico, entonando un sobreviviré colectivo, como si se tratrase de una apocalipsis o una guerra. Quizá este sea un sentimiento normal en este tipo de situaciones, no lo sé, porque no lo he vivido antes. Lo que sí sé es que no somos el ombligo del mundo, que cada día mueren 24.000 personas de desnutrición en el mundo, que la guerra en Siria lleva 9 años matando civiles a diario, lo mismo en Afganistán, Yemen y Sudán del Sur entre otros, que no ver a tus amigos o familiares 15 días no es tan grave, que hay inmigrantes que ahorran años para que uno de sus hijos llegue a Europa en busca de sustento y dignidad y que muchos de ellos no sobreviven o son deportados contrayendo en algunos casos deudas que les costará toda una vida pagar. Que cada día en Mexico secuestran, violan y asesinan a cerca de una docena de niños, que hay mucha gente sola en nuestro país, gente que no puede pagar un hogar donde vivir..etc. y no quiero seguir porque mi objetivo no es deprimir a nadie sino hacernos conscientes de la gravedad real de lo que está pasando estos días, que no es tanta.

Que no es tan grave, que no somos héroes, pero que sí, que entre todos estamos creando un clima de solidaridad y de unión que podemos mantener en el tiempo para apoyar tanto a los más cercanos como aquellos desconocidos que viven situaciones realmente graves.

Por eso nos ánimo a valorar lo que tenemos y a no centrarnos en esos privilegios que vamos a tener restringidos durante un par de semanas. Nos animo a ser solidarios con los mayores, con los autónomos, con los artistas y con cualquier persona que esté vulnerable, no sólo estos días, sino en nuetro día a día. Nos animo a fomentar un cambio social, a pasar de la queja al agradecimiento, de lo individual a lo colectivo. De verdad amigas, somos unas privilegiadas y todos tenemos el mismo derecho de nacimiento a ser felices y quiero deciros que os quiero, que nos quiero como iguales y que está en nuestras manos que la llama del amor al prójimo se mantenga. A veces basta con pequeños gestos, con un saludo amable o una sonrisa, con ceder un asiento en el metro, con dar una moneda, con escuchar un momento a aquel que no tiene quien le escuche o con respirar profundo un par de veces antes de reaccionar.

Desde aquí os propongo además de esto, admirar la belleza del mundo a través de la poesía, la pintura, la música, el escuchar a los pájaros a los que hoy si puedes oir cantar incluso en la ciudad. Nos invito a valorar lo bello, lo bueno que tenemos y a compartir un poquito de eso con los que están sufriendo y no a echar más leña al fuego de la crítica, la ira y la histeria colectiva, porque como seres del “primer mundo”, tenemos mucho que agradecer.

Os dejo la letra de la canción del “eterno Sol” que se canta en Kundalini yoga y que es exactamente lo que nos deseo a todas.

Que el eterno Sol te ilumine,

Que el Amor te rodee,

Que la luz pura interior,

Guie tu camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s